Vivir y sentir.

Lo sé amores, volví a desaparecer.
Pero más vale tarde que nunca…

Confusiones.
Miedo.
Pero vivir y sentir.

Recaí con la pendeja.

No. No pongan esos ojos blancos.
A todos les ha pasado y a los que no, bien saben en el fondo de su ser que lo deseaban.

Y así fue…
Cuando la creía despedida y mi vida tomaba un brillo hermoso, apareció.
Egoísta? Probablemente.
No le importó cuanto me costó borrarla.
Ella simplemente quería aparecer nuevamente.

Me arrepiento?
Jamás.
Después de todo este tiempo de aprendizaje, solo busco el cambio, lo único constante en nuestras vidas.
Vivir y sentir. Dejarlo fluir.
Que sea lo que tenga que ser, no pondré trabas, solo pecho a las balas, en caso de que vengan nuevamente.

Lo estoy disfrutando.
Es como si nunca nos hubiésemos dejado de querer.
Nuestras almas realmente nunca dejaron de llamarse…
Ni de gritarse lo mucho que se extrañaban.
Solo éramos dos recipientes tomando caminos completamente opuestos, pero se nos olvidó que el planeta es redondo…

Pendeja.
Me quebraste.
Tengo miedo, igual que tú.
Pero soy más fuerte que antes, soy más madura, vivo pero pienso.
Si esto sale mal, no importa, no me arrepiento, deseo vivirlo de todas formas.
Nunca un error, siempre un aprendizaje.
Y si sale bien? Aún no se el significado de ese "bien" solo sé que quiero vivirlo, porque me hace sentir viva!

Somos humanas al fin y al cabo.
Pendeja….
Eres simplemente una droga a la cual no me puedo negar…