A ti

Fue una noche única.

Intensa.

Drogada.

Bizarra.

Under.

Todo lo subterráneo que necesitaba para escapar una vez más de mi realidad.

Y ahí te volviste a cruzar.

Una vez más mi hermoso ratón.

Mis pupilas siguen muy dilatadas.

Mis músculos siguen muy tensos.

La pantalla me molesta lo suficiente, pero no lo necesario para no dejarte escrito esto.

Antes de que se esfume.

Y ahí te volviste a cruzar.

Una vez más en mis pensamientos.

En el after más surrealista de mi vida.

Sonó “me rehuso”

Y simplemente lo dejé fluir.

Salió por cada poro de mi piel.

Por cada ácido, por cada cristal, por cada hongo y por cada pasti.

Por ahí salió….

Lo dejé salir y fluir como el sentimiento me lo demandaba.

Se la canté con el alma al universo, esperando que de alguna forma te llegara.

Cada fragmento de mi ser, te cantó en ese momento esperando alcanzarte.

Desgarrándome.

Desarmándome.

Pero siendo humana.

Lo lloré desde él génesis mismo de mi ser.

Cada estrofa, cada coro, lo lloré y me rasgaba la polera intentando arrancar un dolor ahogado desde mi pecho.

Y lloré.

Y lloré.

En el after más extraño de mi vida, más drogada que nunca y lloré y lloré y lloré.

Hasta que la canción acabó.

Y me obligué a recordar, que nuestra historia también.

Y volví a ese rostro tan actuado que ya me sé de memoria.

Pero estuviste ahí.

Te me cruzaste una vez más mi hermosa nativa….

Advertisements

What goes around in hell

Las otras personas no son más que los componentes de cada situación.

Los buenos pueden sumirse en la oscuridad.

Y los malos pueden reformarse.

He engañado a mucha gente y traicionado a demasiados.

Todas las chicas buenas van al cielo, pero las malas podemos ir a cualquier parte.

Las chicas buenas son buenas besadoras, pero las chicas malas son buenas strippers.

Las chicas buenas no tiran el gatillo.

Pero las malas lo hacen mucho más rápido.

Cambiando de mala a buena según convenga.

Cambiando de buena a mala dependiendo de que tan traviesa o sucia se vuelva la situación.

Déjalo salir todo con unos shots.

Nunca es demasiado tarde para bajar.

Solo deja que tu cuerpo lo sienta.

Ven, lo tomaremos bien y despacio.

Deja que tu mente sea libre.

Y acércate a mi.

Nunca es demasiado tarde para bajar.

Para bajar conmigo.