Mientras en Reñaca

Estoy en reñaca con una vista manjar.

Pero ahí están.

Y se cruzó un ave negra que ninguna de las dos supo reconocer.

Y ella estudia las aves.

Creo que se acerca.

Viene.

Advertisements

Tod.

Vuelvo a aparecer.

Necesito descargar.

Tengo una enorme confusión.

Puedo compartir su piel, más no su corazón.

Me pierdo en esto.

Me aterra solo pensarlo.

Y a la vez me enloquece…

No se que pasa dentro de mi.

Recuerdos opacos.

Una vida que se siente vacía.

Por favor alguien rescáteme.

Ayuda.

Ayúdame Pendeja…

Ayúdame Cabre…

Te necesito más que nunca.

No se que pasa en mi interior.

Solo sé que todo se está apagando.

Se me está yendo de las manos.

No puedo con estas ganas.

Estas ganas de que todo acabe…

Me dices cobarde y me siento valiente.

Pero a la vez muy egoísta.

Pero feliz.

No sabes la paz que me entregaría.

De a poco te voy mostrando todas mis infinitas razones.

Porque estoy defectuosa baby…

Y eso ni tú ni nadie podrán arreglarlo.

Solo prométeme que serás fuerte, para poder acabar con esta agonía que me atormenta.

Porque así se sienten mis días.

Agónicos…

Recuérdame feliz y payaso como siempre.

Y si algún día das con esta página, atesórala.

Te escribiré más seguido, vale?

Para que tengas mucho que leer y entender para cuando ya no esté.

Te quiero infinitamente mi tentación bípeda…

Nunca me olvides.