Vómito 2

Sábado 30 de sept 2017

Hoy el día está más tortuoso de lo que yo pensaba…

Me siento más atrapada.

Más ahogada.

La pieza se me hace pequeña y las paredes se cierran cada vez más.

El escape parece imposible.

Respirar cuesta.

Llevo una roca por dentro que me está asfixiando y ya queda poco y nada de oxígeno…

Me agoto, ya no pienso ni veo bien, es la falta de oxígeno, cierto?

Me duele tragar.

Tengo tanta pena adentro y tan dura como el diamante.

Ayuda…

Tanta pena que duele y mi nariz no deja de sangrar.

Cuanto más puedo aguantar?

Ayuda…

Las ganas se hacen gigantes.

El sonido del tren me tienta.

E intento luchar…

Más parece una batalla de no ganar…

Sentada en el banquillo.

En ese donde no te ven.

Ese donde no te necesitan.

Ese donde tu presencia pasa desapercibida…

So fucking empty.

So useless.

Don’t jump.

But I just can’t…

Ayuda…

Flotando en un espacio sin gravedad, oscuro y vacío.

Donde la nada lo es todo.

Why…

Por favor…

Por favor…

No puedo más…

Todo se apaga…

Por favor…

Quítenme esto!

Alguien ayúdeme!

Quítenlo.

Quítenlo.

Quítenlo.

Quítenlo.

Quítenlo.

No puedo más…

Por favor…

Darekatasukete…

Alguien…

No importa cuánto estire mis manos, la caída parece inevitable…

Advertisements

Twice

Y lo hiciste de nuevo…

Necesito vomitarlo ahora, antes de que las ideas se me vayan.

Y vas a volver, porque yo tengo bien en claro que este es el karma que el destino te tiene preparado. Porque ya te toca pagar…

Y bien en el fondo, lo sabes.

La cagaste.

La cagaste de nuevo. Lo perdiste todo de nuevo.

Y volverás… Pero baby… Probablemente yo ya no esté en ese entonces…

Como me gustaría que pudieses salir un rato de tu trance y veas lo evidentemente fracaso que es. Pero bueno, tienes que vivir tus propios porrazos…

Pero mi amor… Mi dulcesito de leche… Esta vez ya no estaré para tenderte una mano y no importa cuanto me busques, simplemente dejaré de existir…

Pero recuerdas la vez que te dije que me podías encontrar a un lado de tu corazón?

Sígueme hablando ahí, porque ahí si seguiré estando…

Toda tu vida.

Porque realmente ahí pertenecemos, la una al lado de la otra.

Hasta cuando seguirás negándotelo? Si en tu corazón bien sabes que es así.

Y quizás así era la forma…

Tu tan terrenal…

Y yo mas espiritual que nunca…

Tu solo háblame, sea donde sea que esté, te escucharé.

Vómito 1

Mi caramelito delicioso:

Cuando te conté la decisión que ya había tomado hace unas semanas, me pediste que te contara y me desahogara contigo. Eres la primera en la vida que lo hace.

Transcribiré aquí todo lo que te desahogo por whatsapp.

Así perdurará mas y quizás a alguien le sirva algún día.

Jueves 28 de sept 2017

Hoy me sentí mucho mejor que ayer, la vida ya no parecía tan miserable y mi alma parecía agarrar un poco de fuerza…

Pero el desagrado que parece aferrarse por dentro, no se va.

A veces hay mas colores, a veces hay mas grises, a veces se mezclan y otras tantas es solo blanco…

Es todo tan confuso…

Me gusta escribir, me gusta vomitarlo, si lo dejo por escrito es imborrable e inalterable y por siempre infinito.

Gracias por querer saber.

Nunca nadie había querido saber gratuitamente, solo mis psicólogos, que evidentemente gratuito no es.

Quisiera gritar, quisiera correr y hay circunstancias que se me vuelven tan tentadoras…

Pero lucho, te lo prometí.

Hoy tuve que luchar, muchísimo menos que ayer, pero luchar de todos modos..

Algún día podré dejar de luchar contra esto?

Se había vuelto tan parte de mi existencia que ya casi lo normalizaba. Pro hablándolo contigo, al parecer no es algo tan normal.

Pero por qué para mi sí?

Por qué parece estar impregnado en mi interior?

Por qué está agarrando fuerzas?

Si yo solo quería vivir y sentir….

Es una lucha agotadora.

Se me hace agotador el simple hecho de ser humana.

Es como si el génesis mismo, ya fuese una tortura…

Debes estar pensando que estoy loca o que me pongo brígida.

Pero así son mis sentimientos.

Intensos.

Duros.

Te penetran en lo más hondo y no se sueltan.

No sé como reaccionas frente a estas palabras y quisiera que realmente las tomaras en serio.

Ojalá lo hicieras.

Porque yo estoy escribiéndote desde lo más hondo de mi alma.

Desde el núcleo mismo de mis deseos.

Espero no lo veas como algo superfluo y sin sentido.

Solo podías ser tú a quien deje todas estas frases…

Y a la vez, lamento cargarte con esta mochila.

Espero quizás, algún día, llegar a contarte incluso los detalles, especificarte cuando, donde, que fue y que pensamiento ganó.

Quizás…

Y luego recuerdo la promesa.

Y luego recuerdo cuanto te quiero.

Y luego recuerdo tu carita…

Y luego recuerdo tus lagrimas.

Y luego recuerdo mi incondicionalidad.

Y luego vuelvo a recordar la promesa que te hice.

Y luego doy un paso.

Y luego dos.

Y lo logré.

Y luché.

Me alejé una vez más de la penumbra.

Es duro… No sabes cuánto…

Pero me esfuerzo y me saco sonrisas sola por mi esfuerzo.

Me vuelvo a sentir fuerte, aunque se sólo por unas horas.

Son horas valiosas que quiero disfrutar a concho…

No importa que no sean muchas y que hayan días que ni si quiera existan.

Pero cuando lleguen, atesorarlas.

Hoy sobreviví…

Tod.

Vuelvo a aparecer.

Necesito descargar.

Tengo una enorme confusión.

Puedo compartir su piel, más no su corazón.

Me pierdo en esto.

Me aterra solo pensarlo.

Y a la vez me enloquece…

No se que pasa dentro de mi.

Recuerdos opacos.

Una vida que se siente vacía.

Por favor alguien rescáteme.

Ayuda.

Ayúdame Pendeja…

Ayúdame Cabre…

Te necesito más que nunca.

No se que pasa en mi interior.

Solo sé que todo se está apagando.

Se me está yendo de las manos.

No puedo con estas ganas.

Estas ganas de que todo acabe…

Me dices cobarde y me siento valiente.

Pero a la vez muy egoísta.

Pero feliz.

No sabes la paz que me entregaría.

De a poco te voy mostrando todas mis infinitas razones.

Porque estoy defectuosa baby…

Y eso ni tú ni nadie podrán arreglarlo.

Solo prométeme que serás fuerte, para poder acabar con esta agonía que me atormenta.

Porque así se sienten mis días.

Agónicos…

Recuérdame feliz y payaso como siempre.

Y si algún día das con esta página, atesórala.

Te escribiré más seguido, vale?

Para que tengas mucho que leer y entender para cuando ya no esté.

Te quiero infinitamente mi tentación bípeda…

Nunca me olvides.