choices

La adolescencia… Que etapa mas brígida. Llena de conflictos y tormentos. Me costó caleeeeta. Siento que fue muy tormentosa, igual cara de raja que yo diga esto, pero dentro de mi limitado mundo, era prácticamente el final.

Dos hechos me marcaron: el divorcio de mis papás y oh sorpresa! Soy Lesbiana!!

En mi mundo zorron y retrocedido esto era para nada bueno. Completamente repudiado, aun no existía ese discurso de la tolerancia y amor. Por el contrario, cualquiera que fuera un poco distinto o quebrara los estereotipos zorrones, era apuntado con el dedo. Y las mismas burlas de las que yo abusé, se volvieron mi peor miedo.

Ocultando completamente mis sentimientos, seguí zorroneando, respondiendo como era esperando al estereotipo hetero, mi grupo de amigas casi clones unas con otras y así mismo yo.

Hasta que llegó el día que me vi completamente conquistada por la chica nueva del curso. Primero medio, disfrutando de las clásicas “fiestas de 15”, porque si, nos metiamos en ese personaje de princesitas y celebrábamos nuestros 15 en algún local super chevere y con tenidas formales. Aún no se que pensar de esas fiestas jajaj

En fin, esa chica transformó mi mundo, mas fue mi sorpresa y terror cuando sentía que la atracción era mutua. Creo que aquí empezó mi afán por ratear y ver mil y un series, claramente todo a escondidas del resto del mundo, pero siempre había una serie que para mi sorpresa coincidía en todos los heteros curiosos que yo conocía: SKINS.

67977c62-8728-4f73-b461-33e4a9b89cfe

Y mi chica amada no se quedaba atrás así que en una jugada muy buena, se iba a quedar a mi casa y veíamos toda la noche: South of Nowhere o Pretty Little Liars. Ahí jugaba todas mis cartas, pero a ella le encantaba hacerse la difícil y venderme su personaje de hetero después de coquetearme todo el día.

En fin, así como llegó, se fue y así otras dos mas. Pasé casi toda media sufriendo por una que otra, carreteando como enferma, rompiendo varios esquemas para mi burbuja, enferma de curada, mi apodo “chilly willy” haciéndome honor, vendiendo un personaje hetero para el resto del mundo, emsuciándome solo por miedo a reconocerme y un susurro al cruzar el pasillo: “lesbiana”.

Al final de 4to medio me encontraba con el corazón roto, teniendo que escoger una carrera para toda mi vida, una ciudad donde estudiarla y todo sola, lejos de la falda de mi madre y lejos de mi burbuja. Pero aquí, es donde lo mejor empieza.

PD: les dejo parte del soundtrack de este reality:

 

 

 

Advertisements

Author: LaAmatista

No escogí ser lesbiana, solo tuve suerte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s